lunes, 6 de junio de 2016

San Miguel se sumo al #NiUnaMenos

El día viernes 3 de junio, a partir de las 17 hs comenzó la concentración en la Plaza central de San Miguel – Avenida Presidente Perón y Balbín – bajo el lema “Ni una menos. Vivas nos queremos”
A un año de la primera concentración para gritar Basta de Femicidios, la convocatoria en los diferentes puntos del país fue masiva.

La jornada en San Miguel fue organizada por la familia de Serena Rodríguez, joven de 15 años víctima de femicidio en 2014, y contó con la participación de distintas organizaciones y movimientos que defienden los derechos de las mujeres, así como tuvo el apoyo de personas que se acercaban de manera independiente. 


Además, en el marco de la jornada Renzo Layco, artista paceño, se dedico a realizar una pintura y se expusieron trabajos realizados por niños de los colegios de la zona.
Algunas de las voces que gritaron “Ni Una Menos”, fueron los integrantes de la organización Mumala, “mi nombre es Carmen, yo pertenezco a Mumala, hace un año que hicimos la marcha en los Dos Congresos con la esperanza y la fe puesta en que ninguna mujer muriera más y sin embargo, cada 30hs está muriendo una mujer; desde el año pasado a hoy van 297 mujeres muertas. Esa es nuestra lucha, desde nuestra organización y desde Mumala, de que nunca más; de que tengamos la esperanza de que los gobiernos pongan recursos para que la violencia no exista más y que los asesinos estén presos y no salgan nunca más”.

Además, Javier Quiroga, perteneciente a Libres del Sur sostuvo “junto con las compañeras de Mumala, Mujeres de la Matria Latinoamericana, nuestra agrupación que toma la problemática del género vinimos a acompañar al conjunto de mujeres que en el día de hoy decidieron concentrarse; vinimos a hacer una muestra y a mostrar que acá en el territorio estamos también presentes y vamos a luchar por los derechos de las mujeres, todos en conjunto”.
También a la concentración y posterior marcha, en San Miguel, se hicieron presentes diversas voces que brindaron testimonio y contaron por qué se sumaron al Ni Una Menos:

Analia, trabajadora social de la Universidad de Luján, explico “me movilizan muchas cosas, como nos están matando, va más allá de que no nos conozcamos una con la otra, pero somos todas hermanas. Lo que más veo es cuánto dolor sentí hoy, mucho dolor y cada vez somos más las que nos están matando y veo muy a flor de piel la misoginia, espero que haya un cambio de paradigma con el patriarcado, pero tenemos que unirnos más”.
Susana Cubo, docente, “creo que desde el lugar de docente tenemos una responsabilidad muy importante, tenemos la obligación de hacer visibles estos temas. Yo trabajo con adolescentes que son de la comunidad de San Miguel y es un lugar donde hay que hacer un trabajo muy arduo, es un lugar donde la alternativa para muchos chicos es el ejército y creo que ese es un ámbito donde estas manifestaciones que tienen que ver con la sociedad patriarcal se expresan con mucha fuerza y se siguen expresando aun en los adolescentes”.


Ana Laura, alumna del Profesorado de artes visuales de San Miguel, “vinimos con todas las chicas del profesorado porque nos parece importante que no se olvide que él Ni Una Menos sigue pasando, que cada 30 hs hay un femicidio, que todavía seguimos con muchas discriminaciones de género, no solo al género femenino sino al trans, hay homofobia. Básicamente hay que salir a las calles y hacernos escuchar”.

Graciela Bustos, docente, “esto es un momento de fortaleza muy grande y yo convoco a todas las mujeres, que están en el barrio, a que empecemos a pensar que es muy importante dejar la casa cuando encuentren estos eventos de mucha protesta. Es un espacio de oxigenación para el alma, para la vida y para encontrarnos en una lucha que creo es muy justa y necesaria en este momento”.

Para finalizar, Renzo Layco, también dio testimonio de la actividad que estaba desarrollando en la Plaza de San Miguel y el por qué de su participación en esta concentración, “estoy acá pata apoyar lo que es esta movida, esta marcha y más que nada es pintar a una mujer y la obra la está completando la gente escribiendo lo que está sintiendo en este momento, es una obra colectiva. Queremos demostrar que el pueblo todavía se puede juntar en una plaza, en realidad las plazas son del pueblo”.  






































Compartimos los testimonios completos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada