miércoles, 29 de junio de 2016

Pedro Troiani: "Mueren sin ir a juicio"

La empresa automotriz Ford, inauguró en 1961 la Planta Ford en General Pacheco, planta que años después fue cómplice esencial de la dictadura cívico- militar que azotó a la Argentina entre 1976 y 1983.
Y se considera esencial, porque es uno de los principales referentes cuando se trata de identificar el apoyo cívico a la dictadura. Apoyo y complicidad que se vio no sólo en el silencio frente a los obreros secuestrados dentro de la fábrica, sino que además por el peso simbólico que tienen los Ford verdes en esta época oscura de nuestro país, autos elegidos por los militares para realizar los secuestros. Además, los mismos elegían esta planta para cargar combustible y de ahí salir sin patentes.

Por esta complicidad, la justicia recayó sobre tres ex gerentes de la empresa: el ex gerente de Manufactura de la planta automotriz Pedro Müller, ex gerente de Relaciones Laborales Guillermo Galarraga y el ex jefe de Seguridad Héctor Francisco Jesús Sibilla.
El juicio a estos tres referentes se estipula para marzo del 2017, pero en este recorrido burocrático hace unos días murió Guillermo Galarraga, un procesado más que muere sin un juicio justo.

En diálogo con el programa radial “Encuentro con las Noticias”, Pedro Troiani, ex delegado de la sección montaje de la Planta Ford de Pacheco, declaro frente a la muerte de uno de los procesados “Es injusto para las dos partes porque nosotros en 1976 no tuvimos justicia y no somos vengativos, queremos que ellos después de hacer semejante desastre tengan derecho a defensa y se están muriendo, también ellos sin derecho a defensa. Están imputados, procesados y se mueren procesados”.


Además, Troiani hizo referencia a las postergaciones que ha tenido el juicio oral; la fecha de marzo del 2017 es la tercer fecha que se ha puesto para presentarse ante la justicia “parece que hay una mano negra que disuelve el tribunal, cuando están los tres uno de los jueces se toma vacaciones, cuando el juez vuelva hay otro que pide la jubilación y queda uno. Nos ponen fecha para marzo y no está completo el tribunal, nosotros también tenemos la duda de que se haga el juicio el 14 de marzo como dijeron”.  

Por otro lado, el ex delegado de la Planta Ford, hizo hincapié en el centro clandestino de detención que funcionó dentro de la planta “los militares llegaron al poder y la gente pensaba que esto iba a traer una tranquilidad porque había problemas políticos y no, vinieron para hacer desastre, para desaparecer gente. Nosotros estuvimos con los de Terrabusi, Alba, todos compañeros retirados de la zona norte y ahí iban seleccionando a los que ellos les parecía los mandaban a Campo de Mayo, y eran destinados a los vuelos de la muerte”.

Recordó además el modo en que los militares intentaban aterrorizar a los trabajadores con el fin de terminar con las actividades sindicales “Una mañana entro a trabajar y a eso de las 10 de la mañana entra un camión, del ejercito, adentro de la planta donde estaba la producción con 10 militares armados hasta los dientes y piden por Troiani; me esposan, y me pasean por toda la planta esposado junto con 4 compañeros más. Eso era a la vista para exponer el terror en la fábrica y que se acabe el sindicalismo”.
Y finalmente, reiteró “En el tema cívico- militar, la empresa Ford es la que hoy esta a punto de condenar a tres directivos de la empresa, eso va a servir para otras empresas porque hay muchos lugares como este. (…) Si la justicia se pone los pantalones largos, llegaremos a un juicio justo”.

Compartimos la entrevista completa a Pedro Troiani


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada